¿Por qué hablar de Buenas Prácticas en museos?



“Estas buenas prácticas implican que cada acción realizada en los museos responda a una filosofía de investigación, conservación y comunicación de los patrimonios”[1].


¿Qué se ha dicho?

En los últimos años del siglo XX y la primera década del XXI, ha circulado en el ámbito de los museos el termino Buenas Prácticas y aunque parezca obvio el termino y lo que ello implica, creo necesario poner en la mesa aquello que se menciona en el día a día al interior del museo, así como los movimientos y cambios que se han llevado a cabo en Instituciones, organizaciones y grupos de profesionales que ya plantean acciones concretas sobre algunos aspectos involucrados en este concepto, lo que se sugiere y lo que podemos reflexionar en nuestra propia práctica, en museos, centros culturales, en todos los niveles de trabajo, e incluso de manera conjunta con nuestros visitantes, para pensar juntos. 

Si bien en cierto que, algo que podría considerarse el antecedente de las buenas prácticas es el que los museos ya cuentan, desde hace bastantes años, con un Código Deontológico[2]que fue establecido por el Consejo Internacional de Museos (ICOM) con sus sedes en cada país, para que los museos tengan una serie de principios y directrices sobre las prácticas profesionales que es deseable aplicar en los museos, por ejemplo, “rediseñar los procedimientos ajustándolos al marco normativo Nacional vigente y a los estándares internacionales de control y documentación de colecciones, sistematizando actividades sustantivas del inventario y potenciando esta herramienta para su utilización en el cumplimiento de los objetivos del Instituto en materia de protección, conservación, investigación y difusión del Patrimonio Cultural mueble”[3].

Leer más

82 vistas

© 2023 by I Made It!. Proudly created with wix.com

  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Google+ Icon